LASA2020 Améfrica Ladina: Vinculando Mundos y Saberes, Tejiendo Esperanzas

Acerca de LASA2020

Améfrica Ladina: vinculando mundos y saberes, tejiendo esperanzas

Améfrica Ladina, pretende dar un paso en la misma dirección que el apelativo Nuestra América, en lugar de América Latina, que subraya la latinidad de esta región, es decir sus vínculos con Europa, y oculta o deja de lado la participación de otras poblaciones como las amerindias y de origen africano en este proceso. La expresión Améfrica Ladina, acuñada por la intelectual afro-brasilera Lelia González, busca visibilizar explícitamente la presencia de estas poblaciones y las poblaciones mestizas en el proyecto social de Nuestra América, y reivindicar esta ancestría plural de la que fuimos desposeídos.

¿Por qué “vincular mundos, saberes y disciplinas” y “tejer esperanzas”? En primer lugar, porque las marcadas tendencias conservadoras, excluyentes, misóginas y racistas que caracterizan este reciente “giro a la derecha” con el que nos enfrentamos en nuestra región, exigen un gran esfuerzo mancomunado intelectual y político para poderlas explicar y desafiar. En segundo lugar, porque la racionalidad neoliberal, que esparce los valores del mercado en cada esfera de la vida, ha fragmentado y roto el tejido social de la región y el reconocimiento de una común humanidad, incrementando las desigualdades de clase, género, etnicidad y color de piel. Y, en tercer lugar, porque en este contexto necesitamos propiciar la posibilidad de pensar e interpretar diferentes maneras de vida colectiva, y de generar diversas prácticas colaborativas de producción del conocimiento.

Ante la constatación de los efectos de esta derechización del continente y el desaliento que produce y se generaliza, vale la pena volcar nuestra mirada y nuestras expectativas hacia las enseñanzas que brindan muchas de las experiencias concretas y cotidianas de las y los prójimos cercanos de esta Améfrica Ladina, para sostener la vida colectiva e individual, humana e inter-especies, preservándola, reparándola y prolongándola. Ellas y ellos han entretejido vínculos sociales, practicando los principios de solidaridad, cuidado mutuo y compartir recíproco. Pero, ¿en qué medida estas experiencias han incidido en las políticas públicas o se ha escuchado sus voces en los órganos de decisión política?

En la perspectiva que abre el proyecto de Améfrica Ladina, los “estudios latinoamericanos” junto a otras formas de pensamiento ancladas en las luchas por la despatriarcalización, la emancipación y la descolonización, pueden responder de nuevas maneras a las preguntas propias y a las necesidades tanto intelectuales como materiales de esta región.

El Congreso de LASA2020, en Guadalajara, invita a dar algunos pasos en esta dirección; vinculando de manera cada vez más estrecha el legado intelectual internacional con las realidades y experiencias “ladino-amefricanas”; estimulando un profundo análisis de la estructura y dinámica del poder y la dominación que incluya lo comunicacional, lo mediático y los contra-públicos de las redes sociales; fomentando los debates horizontales e interdisciplinarios entre las y los estudiosos latinoamericanos, y con los movimientos sociales; incorporando a las y los académicos que trabajan sobreAmérica Latina y se comunican principal o exclusivamente en inglés, en igualdad de condiciones, es decir sin una voz privilegiada o dominante; promoviendo una mayor participación de intelectuales indígenas y afrodescendientes (mujeres y hombres) en todas las secciones; mejorando las oportunidades para que estos intelectuales participen en las distintas actividades académicas que promueve LASA.

Necesitamos entrelazar mundos y saberes que abordan los mismos problemas desde perspectivas y ángulos diferentes y cuya separación ha sido acentuada por las lógicas del mercado y las tendencias políticas derechizantes. Requerimos tejer esperanzas, intelectuales, sociales, ecológicas, políticas y culturales para avanzar en el camino sinuoso de búsqueda de un futuro sostenible en el cual Améfrica Ladina tiene lecciones de sobrevivencia y re-existencia para compartir.